¿Qué es la promoción delegada?

Qué es la promoción delegada

La promoción delegada es el proceso por el cual una persona o entidad, propietaria de un proyecto de construcción, contrata a un tercero para que lleve a cabo la construcción completa de dicho proyecto. Así, le otorga las capacidades necesarias para ejercer todas o parte de las responsabilidades y prerrogativas del propietario del proyecto.

Habitualmente, las empresas que recurren a este servicio son entidades que no pertenecen al sector inmobiliario y no siempre tienen la experiencia profesional necesaria para gestionar sus proyectos de construcción. De este modo, en vista de las numerosas y cada vez más complejas leyes y reglamentos que rigen la construcción y la ingeniería civil, pueden encargar los servicios de una empresa experta en el sector.

Este concepto es complejo y pueden surgir dudas alrededor del mismo. ¿Es necesario un contrato? ¿Cuáles son las funciones del promotor delegado? Desde EIGO aclaramos tus dudas acerca de la promoción delegada.

Funciones y obligaciones específicas para el promotor delegado

El promotor delegado es un agente que actúa en nombre del propietario del proyecto y se compromete a utilizar todos los medios necesarios para ejecutar la construcción.

Por ello, es responsable de todas las tareas relacionadas con la ejecución del proyecto, como son el estudio previo y auditoría inicial, la redacción del proyecto, la propuesta de empresas a contratar para la obra, la gestión de la construcción y la dirección de la obra.

Además, el promotor delegado debe ocuparse de la contratación de los seguros necesarios, como el seguro de responsabilidad civil profesional y la póliza de daños al edificio. También debe contratar cualquier cobertura adicional que sea necesaria, como una póliza a todo riesgo para la construcción.

Asimismo, la empresa responsable de la promoción delegada también debe ocuparse de los trámites necesarios para la certificación del edificio y la obtención de licencia de primera ocupación, legalizando así las viviendas finalizadas.

El cliente conserva el derecho de estar informado acerca de la ejecución de las tareas de su promotor delegado, quien debe informarle de las actividades y el avance del proyecto.

Contrato de promoción delegada

La delegación de tareas es objeto de un contrato escrito que otorga al promotor un mandato para realizar, por cuenta de un particular, una construcción no destinada a ser habitada.

Hay una gran diversidad de tareas que se pueden delegar. Sin embargo, antes de firmar el contrato, el cliente debe tener una idea definida del proyecto que quiere conseguir y de la dotación económica necesaria para completar la operación. Además, deben determinarse las características y necesidades concretas del proyecto.

En general, las competencias transferidas son bastante amplias. Pueden referirse a la elaboración y firma de diversos contratos (con arquitectos, interventores técnicos, etc.), pero también a la elección de empresas y proveedores en su caso (open book) y a la preparación y gestión de sus contratos, o a la gestión financiera y administrativa de la operación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba